Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La dieta antiestrés ayuda al organismo
a paliar los efectos negativos del estrés.
La Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML
ofrece a sus pacientes dietas personalizadas.
La dieta antiestrés no sirve para perder peso
si no para controlar el nivel de estrés.
El estrés no es siempre negativo, también
puede ser beneficioso para el organismo.
IML ofrece a sus pacientes un ejemplo
de dieta contra el estrés.
  

La alimentación antiestrés

Con alimentación antiestrés no nos estamos refiriendo a una alimentación que elimina totalmente el estrés, sino a una serie de hábitos alimenticios que pueden ayudar a disminuir el estrés.

Si tienes alguna duda sobre los alimentos antiestrés, puedes Solicitar Consulta Gratuita con uno de nuestros expertos en Nutrición.

Normas básicas de la alimentación antiestrés

A continuación vamos a referir cuáles son las normas que debemos seguir para disminuir el estrés a través de la alimentación.

  1. Hay que seguir una dieta que sea sana, variada y equilibrada: es decir, la dieta antiestrés tiene que ser capaz de suministrar al organismo todos los nutrientes necesarios, de forma que se prevenga cualquier deficiencia. Esta dieta debe contener:
    • Proteínas de alta calidad o alto valor biológico: esto se mide por la cantidad de aminoácidos esenciales que tienen, cuantos más, mejor será la proteína. Generalmente, estas proteínas están presentes en los alimentos de origen animal.
    • Ácidos grasos esenciales.
    • Hidratos de carbono complejos.
    • Vitaminas y minerales.
  2. Se deben incluir en nuestra dieta alimentos ricos en triptófano: el triptófano es un aminoácido esencial que favorece la síntesis de serotonina, la hormona del bienestar. Los alimentos que contienen triptófano son: los huevos, la leche y los cereales integrales.
  3. Se debe evitar el consumo de bebidas excitantes: tales como el café, las bebidas de cola y el alcohol.
  4. Hay que evitar también el uso de edulcorantes artificiales: principalmente el consumo de aspartamo ya que estimula en exceso el funcionamiento de las glándulas suprarrenales.
  5. Es beneficioso respetar las horas de sueño y descanso: lo mejor es dormir por lo menos ocho horas por la noche para que nuestro organismo pueda poner en marcha el mecanismo de renovación y recuperación de las células.
  6. Es positivo practicar técnicas de relajación: se ha observado que practicar con cierta regularidad técnicas de respiración, yoga, tai-chi, ejercicios de relajación o meditación puede ayudar a aliviar y llevar mejor los periodos de tensión.

La comida como una alidada contra el estrés Podemos convertir a la comida en una alidada contra el estrés.

Solicitar consulta gratuita »

Los dos últimos puntos están más enfocados al estilo de vida que a alimentación, pero nunca podemos separar la dieta del estilo de vida, puesto que son cosas que conviven en simbiosis, es decir, si tenemos una mala alimentación posiblemente sea derivado de un estilo de vida que quizás no sea el más adecuado y al revés, el mejorar la alimentación puede mejorar el estilo de vida porque mejoramos hábitos.

¿Tiene alguna duda sobre la dieta antiestrés? Puede solicitar una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta